STILL evaluó las necesidades intralogísticas concretas y coordinó a los equipos para ceder la maquinaria que ayudara a reforzar su capacidad de respuesta.

Dos días después de la declaración del estado de alarma en España por el COVID-19, el Banco de Alimentos de Madrid comenzó a reorganizar sus almacenes para seguir ofreciendo ayuda a los colectivos más vulnerables. Debido a las dificultades para realizar operaciones de recogida de alimentos de forma presencial, el stock comenzó a situarse bajo mínimos: un 80% inferior a los momentos previos a la pandemia. “Nuestro principal miedo es llegar a quedarnos sin alimentos para distribuir o con muy poca cantidad de los que son más esenciales”, expresaban entonces desde la organización benéfica.

Ante esta escasez de alimentos y aumento de la demanda de ayuda, el Banco de Alimentos de Madrid lanzó la Operación Kilo COVID-19. Una llamada urgente a recolectar 1.000.000 de kilos de alimentos básicos para evitar el riesgo de desabastecimiento de los almacenes. En apenas dos semanas, 1.300.000 kilos de alimentos de primera necesidad volvían a llenar las estanterías del Banco de Alimentos de Madrid. Sin embargo, esta respuesta excepcional causó otra necesidad inesperada: reforzar las operaciones de almacenaje y distribución era urgente. Una situación a la que STILL respondió de forma inmediata, coordinada y precisa.

En comunicación constante con el Banco de Alimentos de Madrid, STILL evaluó las necesidades intralogísticas concretas de la organización y coordinó a los equipos para ceder de forma gratuita una flota que ayudara a reforzar su capacidad de respuesta. Poder alcanzar mercancía en estanterías a 7 metros de altura con comodidad, realizar un picking inmediato y desplazar la mercancía con agilidad en las instalaciones eran algunos requisitos esenciales. Para conseguirlo, STILL aportó dos transpaletas eléctricas de conductor montado (STILL EXU-SF 20), dos transpaletas eléctricas (STILL EXU-20) y una carretilla retráctil (STILL FM-X14): una flota que ofrece una mejor capacidad de respuesta dentro de los almacenes del Banco de Alimentos de Madrid.

Maquinaria óptima durante las tareas de picking urgente

Con sede central en el kilómetro 13,600 de la carretera de Colmenar, naves en Alcorcón, Alcalá de Henares y una actividad diaria de recogida de donaciones y alimentos perecederos en Mercamadrid, la actividad logística del Banco de Alimentos de Madrid es incesante.

Para atender las 450 peticiones diarias de ayuda que la organización recibe, es necesario llevar a cabo las tareas de distribución de forma ágil y efectiva.En esta labor, las dos transpaletas de conductor acompañante con función de picking STILL EXU- 20 destacan por su tamaño compacto, versatilidad y rendimiento. Perfectas para realizar multifunciones, pueden transportar una carga de hasta 2.000 kg (o 800 kg durante las tareas de picking) y garantizan un elevado ritmo de recarga de palés en las instalaciones.

Para las tareas de carga y descarga de los camiones de alimentos, la transpaleta con plataforma de pie STILL EXU-SF 20 es una opción potente y cómoda. Además, también permite transportar mercancías horizontalmente con comodidad dentro del almacén logístico de la organización, y puede manejarse incluso en espacios estrechos de forma fiable, al ser una máquina auxiliar de almacén compacta, rápida, segura y ergonómica. Debido a su bajo mantenimiento, la EXU-SF 20 responde en situaciones de alta demanda y ofrece una extraordinaria fiabilidad durante las intensas operaciones logísticas en los almacenes del Banco de Alimentos de Madrid.

Trabajar con precisión a metros de distancia del suelo es algo que la carretilla retráctil STILL FM-X 14 ejecuta de forma excepcional. Con un mástil extraordinariamente estable, la FM-X 14 levanta cargas de hasta 1.000 kg a siete metros de altura para colocarlos en las estanterías en las que se almacenan los alimentos. El concepto de ergonomía es más importante que nunca cuando se trabaja de forma intensiva y con la carretilla FM-X los trabajadores y voluntarios pueden desplazarse de forma relajada, cómoda y segura.

“El Banco de Alimentos de Madrid realiza una labor magnífica de solidaridad y ayuda constante a los que más lo necesitan, y STILL no quería pasar la oportunidad de poder ayudar”, comenta Robert Masip, director general de STILL España.