Jungheinrich no paraliza su actividad y aplica nuevas medidas de prevención para el personal, como el teletrabajo. El servicio de alquiler a corto plazo de Jungheinrich está preparado para ofrecer carretillas con disponibilidad inmediata para cubrir puntas de trabajo.

En vista de los actuales acontecimientos relacionados con el coronavirus y los efectos resultantes en la economía mundial, Jungheinrich ha adoptado una serie de medidas especiales muy estrictas, siguiendo las instrucciones de organismos oficiales como, por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS). El objetivo es proteger a sus empleados, clientes y socios comerciales, así como mantener las operaciones comerciales y el servicio al cliente.

Jungheinrich continuará ofreciendo en España todos sus servicios y soluciones incluidos en su amplio porfolio. No cesará, por tanto, el suministro de carretillas nuevas y de ocasión, así como de sistemas logísticos (estanterías, terminales de radiofrecuencia, soluciones de IT, consultoría logística y automatización). Asimismo, pone a disposición de sus clientes su servicio de alquiler a corto plazo, ágil y flexible, fundamental estos días para cubrir puntas de trabajo y brindar apoyo con el elevado volumen de mercancías que deben mover sectores como la industria farmacéutica, la de alimentación y la de distribución.

Respecto al servicio postventa, Jungheinrich sigue garantizando también los servicios de mantenimiento y reparación planificados hasta la fecha. Los más de 220 técnicos de postventa están activos y mantienen el nivel de servicio habitual.

Como medida especial, todo el personal de oficinas de Jungheinrich en España, tanto en las delegaciones regionales como en la sede central de Abrera (Barcelona), incluyendo la red comercial al completo, tiene la posibilidad de realizar teletrabajo. De esta manera, se siguen realizando los contactos con clientes y proveedores a través de reuniones por Skype o telefónicas, en la medida de lo posible.