Prueba de presión de la instalación de GNL con aire exento de aceite en Bélgica

El nuevo depósito de almacenamiento de GNL y los compresores de gas de evaporación de la terminal de GNL de Fluxys, en el puerto de Zeebrugge (Bélgica), requerían la realización de pruebas intensivas antes de ponerlos en funcionamiento para garantizar la seguridad, fiabilidad y estanqueidad de la instalación.

Fluxys cuenta con la infraestructura necesaria para el almacenamiento y la regasificación de gas natural licuado (GNL) desde 1987 y es uno de los principales puntos de acceso de los suministros de GNL en el noroeste de Europa. La terminal de GNL de Fluxys se construyó para descargar el GNL de los buques, almacenarlo y regasificarlo. En las instalaciones hay cuatro grandes depósitos de compensación con una capacidad total de 380 000 m³ y todo lo necesario para regasificar el GNL y suministrar hasta 9 mil millones de m³ de gas al año. El GNL puede regasificarse y enviarse a la red de tuberías de alta presión de Fluxys o bien cargarse en buques o camiones de GNL. La capacidad operativa de las instalaciones se incrementó añadiendo un quinto depósito de almacenamiento con un volumen de 180 000 m³, además de 4 grandes compresores de gas de evaporación con todas sus respectivas tuberías e instalaciones. Esta expansión permitiría el transporte de hasta 107 depósitos de GNL al año.

En la industria petrolera y del gas, todos los sistemas que contienen presión, ya sean nuevos, actualizados o reparados, deben someterse a una prueba de presión. Cuando llega el momento de la comprobación final de toda la instalación, antes de que pueda ponerse en servicio, el procedimiento consta de dos pruebas principales. La primera es la prueba de fugas y se lleva a cabo a una presión moderada.

Sin embargo, la prueba de resistencia requiere una presión alta y se realiza por medios neumáticos al 110 % de la capacidad máxima de funcionamiento del sistema. Durante un periodo predeterminado, el sistema se mantiene bajo presión para supervisar su integridad y seguridad.

Con los compresores de aire 100% exentos de aceite de atlas Copco que cumplen los estándares más estrictos en todos los niveles de presión y eliminan el riesgo de contaminación por aceite, contaron con las herramientas adecuadas para el trabajo. Para comprobar todas las tuberías de este proyecto a media y alta presión, Atlas Copco Rental proporcionó la siguiente solución:

Etapa 1:

PTS 1600 100% exento de aceite con un rango de presión de 0,5 a 10,3 bar (de 10 a 150 psi) y un rango de flujo de 37,4 a 45,7 m³/min (de 1300 a 1600 cfm)
Secador CD con accesorios
Etapa 2:

PNS 1250 100% exento de aceite con un rango de presión de 3 a 24 bar (de 90 a 350 psi) y un flujo máximo de 35,5 m³/min (de 90 a 350 psi)

Secador CD y los accesorios correspondientes
Después de la prueba de presión, que la instalación superó con éxito, nuestros compresores se utilizaron para la limpieza y el secado previo de las tuberías. Poco después, las nuevas instalaciones estaban operativas.