Dynapac lanza compactador de trincheras con control remoto por radio como una solución segura y eficiente para trabajos de compactación en trincheras.

El mercado nacional hasta ahora no tenía acceso a las tecnologías más modernas para estos tipos de equipos. Además de pocas opciones, todas utilizan control por infrarrojo, un sistema que presenta algunos retos para operaciones en trincheras.

Las desventajas del uso de infrarrojo vienen del hecho de que él no es más que un rayo de luz, de espectro invisible, que establece una línea de comunicación entre el control remoto y el rodillo compactador. Si esa línea se interrumpe, por el pasaje de un vehículo, por ejemplo, el equipo para. Como la luz del sol contiene rayos infrarrojos, eso también puede confundir los sensores de un equipo que use tal tecnología, provocando paradas indeseadas o aún peor, accionamientos involuntarios que pueden culminar en accidentes.En ese caso, aunque el operador tenga que operar la máquina desde afuera de la zanja, él aún tendrá que estar próximo al borde de la zanja para mantener el contacto del infrarrojo, aumentando el riesgo de accidentes por caída en su interior.

Tratando de explorar esta oportunidad en el mercado latinoamericano, Dynapac está lanzando su rodillo compactador vibratorio por control remoto modelo D.ONE, que opera por ondas de radio. Este sistema permite operación a distancias mucho más grandes, sin interferencias y sin interrupción. La radio transmisión no se afecta por barreras físicas, lo que permite que el Dynapac D.ONE trabaje en trincheras profundas y alcance distancias mucho mayores, sin la necesidad de que el operador se exponga a riesgos.

Otra ventaja del sistema de radio es que las antenas pueden estar protegidas dentro del equipo, mientras en el caso de receptores de infrarrojo, ellos necesitan estar expuestos y eso aumenta la susceptibilidad a daños.

“Los modelos más comunes disponibles en el mercado nacional poseen entre 2 y 3 sensores, con un tiempo de vida útil medio de 2 años y costo de sustitución de sobre R$ 2.000,00 cada”. – explica Carlos Santos, gerente de producto de Dynapac Latinoamérica.

Otras innovaciones que el Dynapac D.ONE trae son:

  • Disposición de las mangueras hidráulicas diseñadas para prevenir fugas de aceite.
  • Su sistema de vibración es totalmente sellado, manteniendo la suciedad y lama fuera.
  • Permite la lubrificación del sistema de vibración, aumentando su vida útil.
  • La articulación es libre de mantenimiento, dispensando la lubrificación diaria requerida por otros equipos, lo que ahorra tiempo y dinero.
  • Mayor vida útil de los componentes electrónicos, que están dispuestos en el lado opuesto al motor, quedando protegidos de las altas temperaturas alcanzadas durante su funcionamiento.

“También al contrario de otros equipos disponibles en el mercado latinoamericano, se puede hacer la activación de partida y parada por control remoto. El operador no necesita ir a la trinchera para encender y apagar el equipo”. – completa Carlos.