Doosan da a conocer  la nueva generación de máquinas Doosan las excavadoras LC-7 excepcionalmente potentes, pero respetuosas con el medio ambiente.

Las DX300LC-7, el DX350LC-7, y el DX380LC-7-son las máquinas más potentes, eficientes y productivas  de Doosan.

La DX300LC-7 ofrece una combinación extraordinaria de altas prestaciones, características funcionales, eficiencia en consumo de combustible, fiabilidad y durabilidad dentro del rango de excavadoras de 30 toneladas.

La nueva DX300LC-7, se basan en el exitoso diseño de la generación anterior de máquinas de Fase IV. Las nuevas excavadoras LC-7 introducen importantes mejoras para la comodidad del operador, la facilidad de control de la máquina, la productividad, el tiempo de actividad y la rentabilidad de la inversión, con un fuerte énfasis en un consumo bajo de combustible, mayor potencia, resistencia y versatilidad.

La DX350LC-7 proporciona una mayor productividad y un menor consumo de combustible, con un entorno de trabajo eficiente y confortable.  Sistema de cámaras de 360°, retrovisores laterales grandes, potentes luces de trabajo LED o halógenas y peldaños y plataformas antideslizantes. Barandillas de seguridad en la estructura superior, indicador de obstrucción ultrasónico (opción) y alarma de desplazamiento: su seguridad es la prioridad.

Y la nueva excavadora de orugas Doosan DX380LC-5 de 40 toneladas,  conforme con la fase IV mejora significativamente el rendimiento en comparación con los anteriores modelos ‘LC-3’ de fase IIIB.  Además, esta máquina, que luce un nuevo diseño específico, mejora los ya altos niveles marcados por la gama -3 anterior, pues suplementa las mejoras de confort y facilidad de control con nuevas características que mejoran el consumo de combustible, la disponibilidad y la rentabilidad de la inversión, todo ello con el énfasis puesto en incrementar la potencia, la robustez y la agilidad.