Como parte de su distribución global y el desarrollo de la huella logística, Metso está iniciando consultas para evaluar la potencial centralización de sus operaciones de almacenamiento en Europa.

“Nuestro objetivo es permitir una logística de clase mundial con una escalabilidad fácil de las operaciones. Las operaciones flexibles y avanzadas del almacén permitirían que los pedidos se recogieran y se enviaran a los clientes directamente desde los almacenes centrales. También permitiría ahorros considerables en los costos de flete de extremo a extremo y reduciría las emisiones de CO2 “, dice Jarkko Aro, vicepresidente sénior de logística de clientes en Metso.

Durante las consultas, Metso evaluará las diferentes opciones relacionadas con la continuación de sus operaciones de almacén actuales en nueve ubicaciones en Noruega, Suecia, Reino Unido, Francia, España, República Checa, Turquía y Rusia. Las consultas afectan aproximadamente a 40 empleados y están relacionadas solo con las operaciones del almacén.

Metso es una empresa industrial líder en el mundo que ofrece equipos y servicios para el procesamiento sostenible y el flujo de recursos naturales en las industrias de minería, agregados, reciclaje y procesos. Con nuestro conocimiento único y soluciones innovadoras, ayudamos a nuestros clientes a mejorar su eficiencia operativa, reducir riesgos y aumentar la rentabilidad. Metso cotiza en el Nasdaq Helsinki en Finlandia y tuvo ventas de aproximadamente 3.200 millones de euros en 2018. Metso emplea a más de 14,000 personas en más de 50 países.